Los flujos migratorios en Europa occidental y central

 

La Figura 4 muestra las diez poblaciones principales de procedencia no europea en Europa. En 2005, Alemania, que recibió a 10,1 millones de habitantes de procedencia no europea, registró el total más elevado, seguida de Francia (6,5 millones), el Reino Unido (5,4 millones), España (4,8 millones) e Italia (2,5 millones). Observa el incremento de la población de procedencia no europea desde el 2000 en la mayoría de los países. España e Italia registraron los incrementos más elevados del 194,2 % o 3,1 millones de migrantes, y del 54,1 % o 884 000 migrantes, respectivamente.

 

 Figura4 Europa.png

Figura 4. Diez países europeos principales, población de procedencia no europea, 2000 y 2005

Los datos expresados en miles

Fuente: Gervais and Cholewinski (2008)

 

 

Si bien la mayoría de las regiones del mundo experimentaron fluctuaciones en los flujos migratorios durante los últimos 50 años, en ninguna parte los cambios fueron tan pronunciados como en Europa. A pesar de que fueron principalmente países de emigración durante más de dos siglos, la mayoría de los países de la región se convirtió en países de inmigración a fines del siglo XX. Se han sugerido diversos motivos para explicar esta inversión, incluidos factores tan diversos como las disparidades económicas entre Europa y los países limítrofes del sur y del este, el ingreso de un gran número de refugiados en las décadas de 1980 y 1990, y el surgimiento de redes organizadas de tráfico y contrabando. Otro factor ampliamente reconocido es el papel de la demanda cada vez mayor de trabajadores migrantes para satisfacer las necesidades de los mercados laborales locales.

Los primeros UE-15 (excepto los Países Bajos), Noruega y Suiza presentan un saldo migratorio positivo, al igual que seis de los 10 estados miembros de la UE más recientes (Chipre, la República Checa, Hungría, Malta, Eslovenia y Eslovaquia). Varios países —en particular la República Checa, Italia, Grecia, Eslovenia y Eslovaquia— registraron un crecimiento demográfico en 2005 solo gracias a la migración. En Alemania y Hungría, el decrecimiento de la población hubiera sido mucho mayor sin un saldo migratorio positivo. En números absolutos, los UE-25 registraron un aumento neto de 1,8 millones de individuos en 2005, debido a la migración internacional, que constituyó prácticamente el 85 % del crecimiento total de la población de Europa. 

Pausa y reflexión 4:

A medida que la inmigración ha aumentado Europa, ¿qué tipos de problemas sociales han tenido lugar?

Investiga ejemplos de cuestiones relacionadas con la asimilación y aculturación de los inmigrantes en varios países europeos y debate acerca de las reacciones políticas con respecto a la migración.

 

Volver al menú principal


regresar a la parte superior | página anterior | siguiente página